Blog

Todas las noticias, conferencias y avisos

Vídeo conferencia en GnosisTV.com.mx

Ciertamente existe en nosotros un elemento perjudicial que es óbice para  la adquisición de        la verdadera felicidad.    Quiero referirme, en forma enfática a la FALSA PERSONALIDAD.   Incuestionablemente, si ésta se desvaneciera, solo reinaría en nuestros corazones la bienaventuranza.    Desafortunadamente, la falsa personalidad está constituida por ciertos ingredientes perjudiciales.   Obviamente, me refiero ahora a la VANIDAD y  al ENGREIMIENTO; no hay duda de que si estos dos elementos desaparecieran de la faz de la tierra, la vida del ser humano cambiaría totalmente.

0010-vanidadCon el engreimiento y la vanidad se procesan muchas causas y efectos equivocados.     El engreído quiere subir al tope de la escalera, hacerse sentir, pisotear honras, dignidades, corazones, sentimientos, sin interesarle el dolor ajeno.    El vanidoso, obviamente se siente herido cuando alguien le lastima; en aras de su vanidad sacrifica a otros con tal de tener lo que mas deslumbra a las gentes: el flamante carro, la lujosa residencia, los elegantes trajes, etc., no importa que tenga que explotar a muchos si por ese medio, o por distintos medios, ha de conseguir el dinero necesario que le permita mostrar al mundo su fatuidad.

Así pues, hermanos, el engreimiento y la vanidad son gravísimas.   Graves también son los celos y las preocupaciones.    Las preocupaciones son, dijéramos, semejantes a las moscas: miles de yoes de las preocupaciones revolotean en la mente aguardando algo, como para formar problemas.    Así como las moscas se posan en forma indiscriminativa sobre todo lo que encuentran: sobre la inmundicia y sobre la comida, así son el enjambre de los yoes de las preocupaciones: un concepto, una palabra, una idea, una teoría, cualquier cosa, no importa lo que sea, los Yoes de las preocupaciones solo aguardan el instante en que puedan formar problemas, y flotan en la mente, son perceptibles para aquellos que posean la Divina Clarividencia.   

Es terrible eso: pensar, sencillamente, que tales Yoes se corresponden con la falsa Personalidad…

Los seres humanos podrían ser felices si no poseyeran la Falsa Personalidad; desgraciadamente todo el mundo la posee.   En ausencia de la Falsa Personalidad viviríamos en éxtasis.    ¡Cuán dichosos nos sentiríamos!, mas desgraciadamente todas las gentes poseen la Falsa Personalidad y eso es muy grave.

Es necesario que nosotros nos propongamos a destruir la Falsa Personalidad.   Esto es posible si le hacemos la disección a los celos, a la vanidad, a los Yoes de las preocupaciones, al orgullo, etc.   Cuando uno comprende que el engreimiento es uno de los factores mas densos de la Falsa Personalidad, se propone a hacerle la disección a ese “elemento” y lo disuelve radicalmente.

0011-hombre-luzPensemos en lo que  es la felicidad del SER y lo que es la Falsa Personalidad.   El Ser, en sí mismo es feliz, infinitamente dichoso.   Cuando uno  elimina a la falsa Personalidad, queda en la plenitud del Ser, goza entonces de la bienaventuranza.   Desgraciadamente, son muy pocos los que se preocupan por esta clase de estudios, raros son aquellos que realmente intentan auto-explorarse profundamente…

Necesitamos hacernos conscientes, auto-conscientes de nuestros propios pensamientos, de nuestros propios sentimientos y de los efectos que otros seres humanos producen en nosotros.   Cuando uno comprende la necesidad de hacerse auto-consciente, va disolviendo los factores del engreimiento y de la vanidad, así como los de los celos y los de las preocupaciones.   Se procesa entonces una transformación que, obviamente, nos llevará al DESPERTAR.   Despertar es lo fundamental, despertar es radical…

Los Yoes del engreimiento y de la vanidad, que corresponde a la Falsa Personalidad, hacen que uno se identifique con las cosas de este mundo, con las cosas materiales, con los sucesos, con los distintos eventos recurrentes en el tiempo.    Uno tiene que aprender a producir la SEPARACION DEL SI MISMO, la separación de todas las cosas:   NO IDENTIFICARSE con los sucesos, con los acontecimientos, con las cosas, con los eventos, etc., porque ésta identificación le absorbe,  le VAMPIRIZA a uno la Conciencia y la sumerge profundamente en el sueño.    De manera que necesitamos que nuestra conciencia despierte, lo cual es posible haciendo la SEPARACION entre nosotros y las cosas, entre nosotros y los eventos, los sucesos.

Hay Yoes, “elementos”, sub-elementos o “agregados” de la Falsa Personalidad que son muy difíciles de desintegrar; entonces necesitamos revestirnos de MUCHA PACIENCIA, si es que en verdad queremos avanzar.    A medida que nosotros ahondamos mas y mas dentro de sí mismos, vamos descubriendo también que existen en nosotros ciertos “agregados psíquicos” inhumanos, muy difíciles de pulverizar.  No debemos impacientarnos, máxime cuando, en realidad de verdad, NO HEMOS PAGADO EL PRECIO DEL AVANCE.    Desintegrar a veces ciertos “elementos” difíciles es posible CUANDO UNO PAGA.   Es absurdo querer eliminar ciertos sub-elementos en forma inmediata,  SIN HABER PAGADO.  Recuerden ustedes que tales o cuales "agregados inhumanos”, personificando errores, se hallan en verdad íntimamente relacionados con CAUSAS EQUIVOCADAS, y éstas a su vez, con el KARMA.    Así pues, no se extrañen ustedes si alguna vez se encuentran estancados en tal o cual “elemento”; el mismo está simplemente, vinculado a tal o cual MALA CAUSA.   Malas causas producen malos efectos y esas malas causas, o YOES-CAUSA.    Malas causas producen malos efectos y esas malas causas, o YOES-CAUSAS, se encuentran a su vez ligados a la LEY DEL DEBE Y EL HABER, a la LEY DEL KARMA.   En esos caso se necesita PAGAR, a modo de poder desintegrar éstos o aquellos “elementos” difíciles.
La IMPACIENCIA en estos estudios, perjudica a los neófitos; si éstos quieren realizar avances serios, deben volverse pacientes.   No es concebible un hombre serio que no haya adquirido la paciencia.    El CRISTO Jesús dijo:   “En paciencia poseeréis vuestras Almas”.   Muy buena dosis de paciencia se necesita cuando nos estancamos en tal o cual “YO”.    Por eso es urgente volvernos más conscientes de sí mismos en pensamiento, en sentimiento, en palabra…

Conforme vayamos desintegrando lo que debemos desintegrar: los ingredientes de la Falsa Personalidad, se irá produciendo una transformación didáctica, dialéctica y al fin la resultante de eso, de tal transformación, viene a ser la CONCIENCIA DESPIERTA, lúcida.    Cuando uno, en verdad, establece esta Enseñanza en su mente y en su corazón, comprende la necesidad de SACRIFICAR muchas cosas, la necesidad de luchar por muchas causas.   Hay necesidad de SACRIFICAR MUCHO, MUCHO, para conseguir la transformación de fuerzas; sacrificar lo que es más grato en la vida del hombre, del ser humano.     Eso, en verdad, es indispensable cuando queremos lograr la transformación.

¿Qué se entiende por transformación?  Convertirnos en una criatura diferente, en una criatura que corresponde más bien al PERIODO SOLAR:  eso es transformación.   Pero no podríamos alcanzar tal transformación si no tuviéramos paciencia.    Repito lo que dije al principio: “En paciencia poseeréis vuestras almas”.    El impaciente queda estancado y FRACASA PARA SIEMPRE.
Es lamentable que muchos, en realidad de verdad, no tengan CONTINUIDAD DE PROPOSITOS; unos perseveran por un tiempo y luego se cansan, abandonan el trabajo sobre sí mismos y así no consiguen ninguna transformación.    Para conseguirla, es necesaria la continuidad de propósitos.

Extracto conferencia de: Samael Aun Weor

Ayuda al Canal

Con tu ayuda nos permites continuar con esta labor de difusión del conocimiento.
Este canal no persigue fines lucrativos, y esta subvencionado por nosotros mismos, por ello toda ayuda se agradece.

ayuda canal